Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La armónica

Como una niña de San Ildefonso, extrajo la caja de entre una montaña de gangas. Se le dibujó una amplia sonrisa.  Una armónica ,- exclamó En cuanto llegó a casa, se desprendió de la caja y situó el instrumento entre sus manos. El objeto, alargado,  estrecho, de color plata, reluciente .en combinación con una  línea negra que lo circunda / envuelve de arriba a abajo. Arriba, situada sobre la línea, la boquilla. La forman, una serie de minúsculos cuadrados por donde los labios se unen y escapan las notas  Pero sólo cuando ambas manos, envuelven amorosas al instrumento, y los labios se deslizan sutiles drcha a izquierda, sólo en ese preciso instante , surge la magia ..

Entradas más recientes

El diario

Perversión

Votos

El discípulo

Envidia

PIEDRAS

Haikus

Barakaldo

El pañuelo

Nadie tuvo permiso