Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Barakaldo

Nunca sentí .sincero.afecto,/ aprecio x ti. Era abandonar otros lugares y aparecer la desgana en el rostro una vez aparecía la estela de tus negros humos, la densa capa....mortecina...la antesala a tus dominios. Raras veces, podía soportarte como cuando brincaba por la plaza, tras el cole con los plataneros  brindándonos la apetecible sombra. Un pequeño puesto de delicias de todo tipo, era proveedor de cebolletas, pepinillos, jamones, glucosa alto voltaje......a una muchachita, sus amigas y un pequeño grupo de imberbes, donde destacaba " Becerra" aquel mozalbete venido de Campanario. Tras la mayoría de edad, te fui infiel con el primer paraíso que se cruzó en mi camino, otorgándome todo el calor humano que ni el gris ni aquel calabobos/ sirimiri ......... prometían. Aquella relación próspero, mi romance con aquel pueblo costero, hecho de sal y pólvora, conquistado x infieles, como yo, duro largos años...

Entradas más recientes

El pañuelo

Nadie tuvo permiso

En tierra de nadie

Lucía

El apéndice

El okupa

Retales

El carballo

A mi estimado amigo

Betsy